Cuando se obtiene la identificación legal de una sociedad anónima, en el caso de una sociedad mercantil, se emplean las siglas “S.A. de C.V.”, o la leyenda “Sociedad Anónima” (artículos 87, 88 y 215 de la Ley General de Sociedades Mercantiles).

Pero una tesis expuesta por el Segundo Tribunal Colegiado del Décimo Séptimo Circuito, indica que, al tratarse de títulos de crédito, el texto del documento —mismo que marca los alcances y el contenido obligacional en los pagarés— debe ser interpretado con objetividad y literalidad (prevista en el artículo 5o. de la Ley General de Títulos y Operaciones de Crédito). Por tanto, si en el documento se emplean siglas o leyendas distintas, se entiende que se trata de una sociedad mercantil diferente.

Puedes revisar la tesis aquí, con éste criterio de búsqueda: Título de crédito, publicado el 10 de agosto de 2018. Catálogo: XVII.2o.1 C (10a.)