Robert Sternberg, psicólogo de la Universidad de Yale define inteligencia como la actividad mental que sirve para adaptar o conformar entornos relevantes para nuestra vida personal.

¿Qué es la IA?

Partiendo de la definición de inteligencia que nos proporciona el psicólogoRobert Sternberg se puede definir de manera general que la IA es una máquina de aprendizaje para resolver problemas específicos.

¿Para qué se utiliza hoy en día?

Hoy en día existen diferentes tipos de IA para cada tipo de industria.

Inteligencia artificial débil (o estrecha)

son capaces de resolver problemas muy bien definidos y acotados. La inteligencia artificial débil es la que ha provocado la verdadera explosión de esta disciplina en los últimos tiempos.

¿Y dónde se encuentra este tipo de IA? Este tipo de IA es el que se encuentra en nuestros teléfonos inteligentes como los asistentes de voz o los bots que se encuentran en un videojuego y juegan en contra de nosotros o con nosotros.

Inteligencia artificial general

Este tipo de inteligencia artificial permite resolver cualquier tarea intelectual resoluble por el ser humano, al igual que sería capaz de realizar juicios y razonar ante situaciones de incertidumbre.

La inteligencia artificial general, de aparecer, superaría sin problemas tanto el Test de Turing como el de Winograd, por ejemplo, que como hemos comentado demostrarían que la máquina poseería esa capacidad, pero en realidad dicho logro sería tan solo parte de la capacidad de esa inteligencia artificial general.

Inteligencia artificial fuerte

Esta última posee los llamados “estados mentales”, y además es consciente de sí misma. Este tipo de inteligencia artificial iría más allá de emular y superar a la mente humana en la realización de cualquier tarea, al decir que tiene conciencia de sí misma sería capaz de resolver cualquier problema, tendría experiencia subjetiva propia e incluso de sentir emociones propias.

¿Cuál es el temor de la IA?

“El desarrollo de la inteligencia artificial total pudiera significar el fin de la raza humana”, advierte Stephen Hawking.

Elon Musk teme que el desarrollo de la inteligencia artificial, o IA, quizá sea la mayor amenaza existencial que enfrente la humanidad. Bill Gates insta a la gente a tener cuidado con ella.

Su preocupación es más distante y más apocalíptica: la amenaza de máquinas autónomas con capacidad cognoscitiva super humana e intereses que choquen con los del Homo sapiens.

Esos seres artificialmente inteligentes siguen estando a un largo camino de distancia, y en realidad quizá nunca sea posible crearlos. Pese a un siglo de manosear el cerebro, los sicólogos, neurólogos, sociólogos y filósofos siguen a mucha distancia de comprender cómo pudiera producirse una mente, o incluso qué es.

IA EN 2019

GP Bullhound estima que casi una tercera parte de las compañías incorporarán la inteligencia artificial en sus procesos a lo largo del año que viene. Por su parte, un reciente estudio de Microsoft, elaborado por EY (Ernest and Young), muestra que la mayoría de las empresas españolas cuenta con proyectos piloto de inteligencia artificial, pero sólo un 20% ha ido más allá de fases iniciales de pruebas de concepto, frente a una media del 32% en el resto de los países europeos participantes en el informe. Eso sí, el 75% de las organizaciones encuestadas espera que la inteligencia artificial tenga un alto impacto en su sector de actividad.

Cada vez veremos más aplicaciones en el ámbito del machine learning, que permite a los sistemas aprender sin que hayan sido específicamente programados para ello. Y también se prevé un incremento de la adopción de lo que se conoce como robotic process automation (RPA), sistemas inteligentes que aprenden de aplicaciones ya existentes para procesar transacciones, manipular datos y comunicarse con otros sistemas expertos.

La inteligencia artificial “IA” es una ciencia que hoy en día aún se encuentra muy lejos de lo que todos pensamos o de las ideas que nos vende Hollywood en la pantalla grande. Sin embargo, hoy en día, si encontramos inteligencia artificial “débil o estrecha” en nuestro día a día, como en las cámaras de los Smartphones, en los asistentes virtuales de voz como Google o Siri, esto de alguna manera acerca a la gente con la IA para que la podamos ir entendiendo ya que como sabemos es un tema extenso, lleno de ética y compromisos sociales. La sociedad hoy en día se divide en 2 corrientes de pensamiento sobre que será la inteligencia artificial en los próximos años, una de ellas,  es que la IA resuelva todos los problemas de la humanidad y nos lleve a una era de bienestar y,  la segunda corriente de pensamiento sobre la IA nos dice que podría ser que la IA se dé cuenta de que los humanos ya no son muy necesarios como en la película de Terminator.

Como conclusión se puede concebir que la IA como la ciencia o ingeniería que trata de entender y estudiar la inteligencia biológica para poder recrearla artificialmente en máquinas, su tarea o misión principal de las IA es poder realizar tareas cognitivas tales como las tomas de decisiones.

Samir Cabrera

Editor, Twitter