[et_pb_section fb_built=”1″ _builder_version=”3.19.11″][et_pb_row _builder_version=”3.19.11″][et_pb_column type=”4_4″ _builder_version=”3.19.11″ parallax=”off” parallax_method=”on”][et_pb_text _builder_version=”3.19.11″]

El Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey y la Universidad Autónoma de Chapingo realizaron los estudios correspondientes a 2018.

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público, a través del Servicio de Administración Tributaria (SAT), publicó en internet los resultados de los estudios sobre evasión fiscal correspondientes a 2018, que realizaron el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM) y la Universidad Autónoma de Chapingo (UACh).

El estudio Evasión en Actividades Profesionales, elaborado por el ITESM, centró su análisis en contribuyentes registrados como personas físicas que prestan servicios profesionales médicos, para estimar la posible evasión dentro de este régimen exclusivamente en 2016.

De los esquemas para la evasión fiscal el estudio reveló, por un lado, que algunos médicos aprovechan la dificultad para rastrear el uso de efectivo con el fin de evadir el pago de impuestos, además, no entregan todas las facturas correspondientes por sus servicios, evitando con ello enterar al SAT sobre la totalidad de sus ingresos. Por otro lado, elevan la cantidad correspondiente a los gastos necesarios para la práctica de su actividad económica, lo que se traduce en un monto mayor para sus deducciones.

El monto evadido con estas prácticas se estimó en 3.4 mil millones de pesos, lo que equivale a 29.6% con respecto a la recaudación potencial del Impuesto Sobre la Renta (ISR) del padrón de médicos seleccionado.

Por su parte, el estudio de la UACh, Evasión en sueldos y salarios, identifica, por un lado, las diversas prácticas en las que incurren los contribuyentes que hacen retenciones de sueldos y salarios con el fin de evadir el cumplimiento de sus obligaciones fiscales y, por otro, calcula el monto que se evadió en el esquema de abuso de pagos exentos, el cual consiste en actos presumiblemente de violación al artículo 93 de la Ley del ISR.

Así, para 2016, se estimó que la evasión bajo este último esquema ascendió a 50.6 mil millones de pesos, cantidad equivalente a 7.5% del ISR recaudado. En un ejercicio similar realizado para 2017, fue posible identificar y cuantificar evasión por un 3.4% del ISR recaudado, equivalente a 21.5 mil millones de pesos.

Los estudios de evasión fiscal se realizan cada año, para dar cumplimiento a lo establecido en el artículo 29 de la Ley del Servicio de Administración Tributaria, con la finalidad de conocer con mayor detalle los niveles de evasión en el país y diseñar metodologías y estrategias para combatir eficaz y eficientemente los esquemas de evasión. Además, sus resultados deben darse a conocer a las Comisiones de Hacienda y Crédito Público de ambas Cámaras del H. Congreso de la Unión. Los estudios completos se pueden consultar en el portal de internet del SAT.

[/et_pb_text][et_pb_button button_text=”Comunicado SAT” _builder_version=”3.19.11″ button_url=”https://www.grupogasca.com.mx/wp-content/uploads/2019/04/Comunicado-021-2019.pdf”][/et_pb_button][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]

Deja un comentario